Día 13: Varanasi

Varanasi, la Ciudad de la Vida
“Guthka”

Y tal y como auguran mis sueños febriles sobre vacas, el Orchha de Oriol acaba siendo mi Varanasi. Ese día me toca a mi encontrarme realmente mal y no tener fuerzas casi ni para levantarme de la cama. Pero lo peor no es el malestar, si no saber que ahí fuera están pasando cosas maravillosas y que nos las estamos perdiendo.

Paso la mañana en la cama y comemos en la habitación cosas insulsas y aburridas. Al no poder verla, leemos cosas de Varanasi: que si sus otros nombres son Benarés y Kashi (la ciudad de la luz), que si es la ciudad sagrada del hinduismo, que si su legado espiritual y religioso se remonta a casi 3.000 años atrás, siendo una de las ciudades más antiguas del mundo, que si tiene 2.000.000 millones de habitantes, que si los ghats más sagrados son los del centro…

.

.

Por la tarde parece que me encuentro algo mejor, así que cogemos un tuc tuc. A pesar de mi pésimo estado, consigo fijarme en algunas cosas curiosas de Varanasi:

  1. La gente mastica y escupe algo rojo. Poco agradable el tema. Le preguntamos al tuctuquero de qué se trata, y nos responde con un escueto: “Guthka”.
  2. Nos ofrecen cada dos pasos todas las drogas habidas y por haber. Algunas no sabía ni que existían. Vale, eso no significa nada: soy una auténtica analfabeta en el tema. Algo muy exagerado.
  3. Hay muchas más vacas con los colores habituales de nuestras vacas lecheras (aunque más grandes).
  4. Los niños de los callejones son especialmente espabilados e insolentes con nosotros.

Por supuesto, no son más que primeras impresiones que no tienen por qué ser ciertas. De hecho, las primeras impresiones pocas veces son acertadas.

.

.

Decidimos ir al Dashashwamedh Ghat, el ghat principal de Varanasi y uno de los más importantes. Vemos que están preparando algo y que comienza a llegar gente de todas partes. Llamamos bastante la atención, pues hay un bajo porcentaje de turistas. Un grupo de miembros de la RAF (Rapid Action Force), una rama especializada de la CRPF (Central Reserve Police Force) fácilmente reconocibles por su uniforme azul con estampados hawaianos (en mi opinión), son especialmente descarados, y se lo pasan la mar de bien haciéndome fotos. Oriol decide contraatacar y hacerles fotos también, pero ellos se enfadan y le ordenan borrarlas. Él simula hacerles caso pero, tal y como podréis ver, conservamos las fotos.

Viendo todo el movimiento, previsores, decidimos coger un buen sitio en lo que intuimos que es primera fila. Al poco rato, todo está lleno a rebosar, por lo que los últimos en llegar (grupos de turistas menos previsores que nosotros) tienen que pagar para poder ocupar los pocos lugares libres que quedan en algunas de las barcas.

Mujer ofreciendo una diya al Ganges.

Más tarde leeremos que cada día, al ponerse el sol, se celebra el Ganga Aarti, una ofrenda dedicada al río Ganges, al dios Shiva, a Surya (Sol), Agni (Fuego) y a todo el universo (¿alguien más?). Varios sacerdotes (en nuestro caso fueron cinco) ofrendan elementos en una ceremonia asistida por centenares de persones, tanto fieles como turistas, desde las escalinatas o desde las barcas. Durante los preparativos, la gente hace ofrendas al río, de flores y diyas (pequeños recipientes con flores y una vela), para pedir deseos o bendiciones. Y lo cierto es que el espectáculo de luces flotando río abajo en la oscuridad es precioso.

Al cabo de 45 minutos de una ceremonia algo repetitiva comienzo a marearme con tanto fuego y a encontrarme realmente mal, por lo que nos vemos obligados a regresar al hotel a descansar.

Ganga Aarti.

Para terminar, os dejo con tres curiosidades que he leído en Wikipedia, que por supuesto no tienen por qué ser ciertas pero me han llamado la atención. De hecho, incluso Wikipedia tiene poca confianza en esta sección, pues literalmente dice “Las secciones de curiosidades deben ser evitadas” (subrayado y en negrita).

  • Las cenizas de Mahatma Gandhi y las de George Harrison fueron arrojadas al Ganges. Y Johnny Depp se baño en él en el 2003 (y por lo visto sobrevivió).
  • Existe una secta hindú, los Aghori, que practican el necro-canibalismo con las personas muertas que aparecen flotando en el río.
  • Los niveles de contaminación del río son tan altos que las dos únicas especies de animales que viven en él son el gavial del Ganges y el delfín del Ganges; este último es prácticamente ciego debido a la insalubridad del río.

Y efectivamente existen ciertas contradicciones, concretamente con el último punto, pues en el mismo articulo puede leerse: “Dos especies de delfines habitan en el Ganges, el delfín del Ganges y el delfín Irrawaddy. El Ganges es también interesante por una extraña especie de tiburones, el Glyphis gangeticus el cual es actualmente bastante desconocido”. No se vosotros pero yo cuento ahí cuatro especies. Y viendo la foto de alguna de ellas hace que me den aún menos ganas de meterme allí de las que tengo viendo lo que le echan…

.

.

← Día anterior                                                                                                                                                                                      Día siguiente →

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s