Día 341: Marrakech, Marruecos

© 2015 Miss Fogg

Último día en Marrakech. Esta noche tomaremos un bus nocturno que nos llevará hasta la última parada en este viaje: Fez.

Lo mejor: recorrer los bazares laberínticos e infinitos que rodean Djemaa El Fna. Marrakech posee el mercadillo más grande del país; puedes estar horas recorriéndolo, saltando de un zoco a otro sin darte cuenta, perderte mil veces, ver algo que te gusta y no volver a verlo jamás, encontrar de todo y de nada al mismo tiempo.

Lo peor: el acoso de los vendedores. Si miras algo (aunque sea de reojo), si estableces contacto visual (aunque sea sin querer), si señalas algo (aunque sea con la cabeza), si desaceleras el paso (aunque sea para atarte los cordones del zapato)… has begut oli (estás perdido). Se tirarán encima tuyo cual hienas sobre gacela herida.

La foto: tienda de frutos secos en uno de los zocos. Aunque no lo parezca, el vendedor llega desde su reducido espacio de trabajo a cualquiera de sus mercancías. De hecho lo comprobamos: pedimos unas nueces y el buen hombre sacó un palo largo con el que cogió un puñado de ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s