Día 332: Ilha Grande, Brasil

© 2015 Miss Fogg

Hoy hemos cruzado el bosque para regresar a las bonitas playas del sur.

Lo mejor: los sonidos de la selva. Cuanto más nos adentramos, más oímos: monos aulladores, loros, zumbidos, crujidos…

Lo peor: los sonidos de los humanos. Nos hemos cruzado con más de un dominguero brasileño haciendo ese ruido tan horrible de garganta con mucosidad (desde Asia que no lo oíamos tanto) o caminando acompañados de altavoces para garantizar que todos oímos su patética música.

La foto: este pequeño tití y su familia son muy rápidos y curiosos; en seguida se han acercado a nosotros al oír el sonido del obturador de la cámara.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s