Día 326: Ouro Preto, Brasil

© 2015 Miss Fogg

Última noche en Ouro Preto. Mañana deberemos ir pensando en como llegar a nuestro siguiente destino: Tiradentes.

Lo mejor: caminar por los callejones empedrados acompañados por un alegre y elegante quinteto de música. 

Lo peor: las subidas y bajadas. A pesar de ser un elemento clave de la belleza de Ouro Preto, resultan agotadoras.

La foto: vista contraria a la fotografía de hace dos días. Muchas de las iglesias de Ouro Preto son obra de Antonio Francisco Lisboa, conocido como “Aleijadinho”. Este arquitecto y escultor, hijo de una esclava africana, estaba aquejado de una grave enfermedad degenerativa de los miembros (de ahí el apodo “Lisiadito”). Es considerado el mayor representante del estilo barroco mineiro, del barroco latinoamericano y de la escultura brasileña durante la época colonial. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s