Día 323: Río de Janeiro, Brasil

© 2015 Miss Fogg

Último día en la Ciudad Maravillosa. Nos vamos contentos, con la sensación de haberla conocido bien a pesar de haber pasado solo unos días en ella.

Lo mejor: la red de transporte público. Aunque los buses circulen como locos lo cierto es que se puede llegar a prácticamente cualquier punto de Río sin hacer transbordo, al menos desde Copacabana. Entre Google Maps y las indicaciones de las paradas nos ha resultado muy fácil movernos por la ciudad.

Lo peor: las colas para subir al morro Pan de Azúcar. No sabemos si la multitud se debía a que el día estaba despejado, pero la espera ha sido interminable. Primero hemos hecho cola para entrar al recinto. Después hemos hecho cola para pagar. Luego otra vez cola para coger el primer teleférico. Una vez arriba, cola de nuevo para coger el segundo bondinho y alcanzar la cima del Pan de Azúcar a tiempo para la puesta de sol. Ya de noche, más colas en ambos teleféricos para bajar.

La foto: el Pão de Açúcar es el famoso morro de 400 metros de altura situado en la boca de la bahía de Guanabara. Las vistas sobre Río son espectaculares, tanto de día como de noche. Unos simpáticos titíes nos han hecho compañía un rato mientras las luces de la ciudad se encendían. Ha sido la despedida perfecta a una gran semana.

 

 

Anuncios

4 comentarios

    1. ¡Y tanto! Y tuvimos mucha suerte con el día, pues estaba muy despejado y pudimos disfrutar de la puesta de sol. No fue así la mayoría de días que estuvimos en Río 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s