Día 315: Salvador de Bahía, Brasil

© 2015 Miss Fogg

La cultura africana está profundamente arraigada en Salvador de Bahía. Es el municipio con el mayor porcentaje de población negra fuera de África (85%). ¿Cómo lograron sinó expandirse tan rápidamente los Europeos en las Américas? Mediante mano de obra barata, por supuesto. En un principio se esclavizaron a los pueblos indígenas pero pronto la iglesia lo consideró una práctica ilegal porque aquellos hombres tenían “alma”. Así comenzó el secuestro y la importación masiva de esclavos africanos, “seres subhumanos sin alma ni derechos, asimilados a los animales”, también más fuertes y resistentes que los indígenas. El apogeo de una de las prácticas más trágicas y vergonzosas llevadas a cabo por el ser humano tuvo lugar en el siglo XVII. Se estiman un total de 60 millones de africanos secuestrados, de los cuales 24 millones fueron a parar a América (5 de ellos a Brasil, procedentes del golfo de Benim y de Sudán), 12 millones a Asia, 7 millones a Europa mientras que los 17 millones restantes murieron en las durísimas travesías.

Lo mejor: nuestro nuevo alojamiento. Lo tiene todo: una localización inmejorable (balcones con vistas al Largo do Pelourinho), buen precio, tranquilidad, buen ambiente, una familia encantadora… Por pura casualidad, hemos ido a parar a casa de un gran mestre de capoeira, hijo del legendario Mestre Bimba. La capoeira es una práctica cultural afrobrasileña que combina la lucha y la danza. La practicaban los esclavos y más adelante los libertos que comenzaron a delinquir por falta de oportunidades laborales. Por asociación a la violencia la capoeira fue prohibida, hasta que el Mestre Bimba abrió la primera academia y luchó por su legalización cuando estaba punto de extinguirse. Por ello, es considerado el mestre de capoeira más importante de la historia.

Lo peor: la dificultad para hacer fotos. Estamos viviendo escenas fascinantes en las que nos piden esconder la cámara: niños pequeños practicando capoeira, mujeres vendiendo acarajé con sus vestidos tradicionales, chicas bailando samba de roda…

La foto: capoeira en la escuela Filhos de Bimba. Hemos tenido el privilegio de ser invitados a una ceremonia que ha celebrado toda la familia junto a profesores y alumnos. Los capoeiristas, todos vestidos de blanco, han formado un círculo y han comenzado a cantar y a tocar las palmas y los instrumentos de percusión. En el centro del círculo se han ido realizando succesivamente los combates de dos en dos, o los bailes, o los juegos; “la capoeira es lo que uno quiere que sea.”, nos dice la mujer del Mestre Nenel. Había hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, blancos y negros, brasileños y extranjeros, aprendices y expertos; todos unidos por un misma forma de vida. El mestre cantaba y tocaba el birimabao, un instrumento de percusión de una sola cuerda fabricado por él mismo, y marcaba los tempos y el ritmo del juego. Todo ha sido muy intenso. De forma excepcional el Mestre Nenel nos ha permitido tomar algunas fotos.

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s