Día 303: Cabo Polonio, Uruguay

© 2015 Miss Fogg

Cabo Polonio es un pueblecito de pescadores, artesanos y fareros dentro de un parque natural protegido. Las casas están construidas sobre la arena, no tienen energía eléctrica, y en la calle tampoco hay alumbrado público. 

Lo mejor: estar en temporada baja. No hay turistas. No hay electricidad. No hay ruido. No hay nada. Solo se oyen el viento, el mar y, si escuchas atentamente, los gritos de los lobos marinos.

Lo peor: pasear por la playa de la Calavera e ir encontrando pingüinos magallánicos muertos en la arena. Al parcer, es habitual que en invierno algunos animales migratorios pierdan el rumbo y perezcan en las costas de Rocha.

La foto: colonia de lobos marinos de uno y dos pelos, vista desde lo alto del faro. Cabo Polonio es una de las reservas de lobos más importantes de América del Sur, donde decenas de miles de ejemplares habitan las pequeñas islas cercanas y la punta rocosa del faro. Los machos de lobo de un pelo son especialmente impresionantes (pesan unos trescientos kilos) y se pelean constantemente entre ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s