Día 296: Buenos Aires, Argentina

© 2015 Miss Fogg

Último día en Argentina antes de entrar en Uruguay. Apuramos las últimas horas descubriendo algunas de las zonas que nos quedaban pendientes de la inmensa capital. Con todos sus defectos, Buenos Aires nos ha gustado mucho.

Lo mejor: pasear por Palermo, con sus parques como el Rosedal y el Jardín Japonés, y por el distinguido barrio de La Recoleta, con su famoso cementerio. Aquí descansan las familias adineradas y las personalidades más importantes del país, lo cual ha convertido al cementerio en un museo al aire libre. A lo largo de dos siglos se han ido construyendo mausoleos de lujo, símbolos de estatus, con espectaculares bóvedas, columnas, esculturas, mármoles, bronces y vitrales. ¿El sepulcro más visitado?: el de Evita Perón, por supuesto.

Lo peor: la lluvia. Un chaparrón nos ha interrumpido el paseo, obligándonos a buscar el metro más cercano y regresar corriendo a casa.

La foto: qué mejor forma que despedirnos de Argentina que con un tango. Esta danza nació en la región del Río de la Plata a finales del siglo XIX a raíz de la fusión cultural de varias comunidades, y su sensualidad revolucionó el baile popular. Hemos tenido la oportunidad de comprobar que sigue profundamente arraigado en la cultura argentina, y es que los fines de semana la gente se junta para bailar en las plazas, o en milongas, o en pequeños teatros, o donde sea. Al fin y al cabo, solo se necesitan dos personas y un poco de música.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s