Día 256: Reserva Eduardo Avaroa, Bolivia

© 2015 Miss Fogg

Seguimos recorriendo la reserva, que no solo cuenta con una fauna única sino también con unos paisajes espectaculares: desiertos de colores, volcanes activos, lagunas saladas, fuentes termales, géiseres humeantes…

Lo mejor: darnos un baño en una fuente termal durante el amanecer. El frío de primera hora es terrible pero el agua tenía la temperatura perfecta, siempre que asomaran las mínimas partes del cuerpo fuera de ella.

Lo peor: la laguna verde. A los pies del volcán Licancabur, esta laguna tiene un color verde esmeralda irreal gracias a su alto contenido en minerales. Pero… solo es verde cuando hay viento. Cuando no lo hay, como era el caso hoy, no hay nada que remueva los minerales y se convierte en una laguna normal y corriente. Y ni siquiera hay flamencos como en las otras, porque es tóxica.

La foto: amanecer en el Sol de Mañana, una área desértica con una fuerte actividad volcánica. Desde la fuente termal hemos podido ver cómo los primeros rayos de luz del día se colaban entre los vapores de géiseres y fumarolas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s