Día 245: Amazonia, Bolivia

© 2015 Miss Fogg

Crónicas amazónicas. Capítulo primero. Un viaje inesperado.

Rurrenabaque es nuestro punto de partida, un pequeño pueblo tropical más asiático que boliviano, lleno de niñas pequeñas saludando alegremente en todas las esquinas. Teníamos previsto ir hoy a la selva pero está lloviendo, así que cambiamos de rumbo y emprendemos el viaje hacia las pampas del río amazónico Yacuma. Entramos en una de las zonas con mayor biodiversidad del planeta y la fauna es abrumadora, desbordante. Desde el bote no sabemos dónde mirar: pájaros gigantes (garzas, cigüeñas, aves del paraíso, águilas, tucanes, guacamayos, loros…), tortugas tomando el sol, iguanas asustadizas, caimanes blancos y negros en las aguas poco profundas, delfines rosados siguiéndonos y manadas de monos (capuchino carablanca, ardilla amarillo, aullador rojo…). Hasta que llega la noche, e insectos y murciélagos se convierten en los dueños absolutos del lugar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s