Día 231: Cañón del Colca, Perú

 © 2015 Miss Fogg

Misón cumplida; hemos conseguido esquivar a los turistas. La gran mayoría duerme en un lugar llamado Chivay, pero nosotros hemos pasado la noche en Cabanaconde, un pueblo cercano a la Cruz del Cóndor rodeado de miradores al cañón del Colca.

Lo mejor: ser los primeros en llegar a la Cruz del Cóndor, el mejor lugar del mundo para ver el vuelo del cóndor andino. El día no podía ser más propicio para que salieran a planear: el sol brillaba y calentaba el aire. Los primeros en salir a bailar al son de las corrientes han sido los cóndores adultos, con sus plumas negras y blancas. Media hora después han salido del nido los jóvenes, también enormes pero con sus plumas aún marrones. El espectáculo ha sido majestuoso.

Lo peor: ver águilas atadas con cuerdas. Es muy triste ver cómo privan a estos preciosos animales de su libertad para poder estar a disposición de los turistas que, por una ridícula foto, fomentan su caza. A cambio de un mísero sol (0,33 euros), los inconsientes muestran su poco respeto hacia el animal poniéndoselo en la cabeza mientras mueve las alas para la cámara. 

La foto: macho adulto de cóndor andino. Se le distingue de los jóvenes por las plumas blancas alrededor del cuello y en la parte superior de las alas, y de las hembras por la cresta y los pliegues en cara y cuello. Son aves carroñeras gigantes; los machos llegan a medir más de tres metros de envergadura y casi metro y medio de altura.

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s