Día 206: Punta Sal, Perú

© 2015 Miss Fogg

No hacer nada de vez en cuando debería ser una obligación.

Lo mejor: compartir grandes comidas y buenos momentos con los Schiller, nuestra excepcional familia peruana.

Lo peor: tener que quitarnos la sal antes de entrar en la piscina. Tener que escoger entre comer ceviche, chicharron de calamar o arroz con mariscos. O no poder dormir en silencio porque el ruido de las olas nunca cesa. Estas han sido las principales preocupaciones del día.

La foto: el desfile de pájaros gigantes frente a nuestra casita es constante; gallinazos, pelícanos, fragatas o, como en la foto, flamencos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s