Día 197: Rotorua, Nueva Zelanda

© 2015 Miss Fogg

Por la mañana hemos conseguido ver el Barça-Madrid (2-1) en streaming. Nueva Zelanda debe ser uno de los pocos lugares del mundo en el que no retransmiten el clásico por televisión, pero por suerte hemos encontrado un bar con buen wifi para poder verlo en el ordenador.

Lo mejor: pasear por los bosques de The Redwoods. Rodeados de árboles gigantes rojizos y de un silencio abrumador, si cerrábamos los ojos el único sentido que quedaba despierto era el olfato. Allí no apesta a azufre como en el resto de la zona; huele a madera, plantas y humedad. El bosque se encuentra en Rotorua, una zona que concentra un elevado número de población maorí.

Lo peor: ser despertados (con un susto importante) a media noche por un vigilante, mientras dormíamos tranquilamente en nuestra caravana frente al lago Taupo. Ha resultado que ese lugar concreto solo estaba permitido para vehículos self-contained (con baño propio), así que hemos tenido que ir a buscar otro lugar.

La foto: Champagne Pool, en Wai-O-Tapu (“Agua Sagrada” en maorí). Con un diámetro de sesenta y cinco metros, es la piscina más grande de esta zona activa geotermal llena de cráteres y lagos de colores. El tono naranja se origina a partir de los depósitos de arsénico y estibina, aunque en la piscina también hay oro y plata.

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s