Día 134: Borneo, Indonesia

© 2015 Miss Fogg

Último día para disfrutar del privilegio de ver al orangután en su hábitat natural. Hoy quedan a penas unos 50.000 orangutanes de Borneo y unos 7.000 orangutanes de Sumatra en libertad.

Lo mejor: la emoción de intentar avistar animales salvajes en el río y la jungla. Desde el mono narigudo, el gibón de manos negras y el macaco cangrejero hasta el martín pescador y el cálao cariblanco, pasando por el cocodrilo marino. Y de noche salimos a ver serpientes, hormigas gigantes, plantas carnívoras y tarántulas.

Lo peor: si no cambian las cosas, en diez o veinte años los orangutanes salvajes se extinguirán. La tala ilegal, los incendios y la industria del aceite de palma están destruyendo su hábitat natural, incluso en los parques naturales y los espacios protegidos. A ello hay que sumarle la caza, el tráfico de crías (la única manera de separar a una cría de su madre es asesinando a la madre), la venta a zoológicos o el comercio de carne en el mercado negro.

La foto: Beky y su cría. Esta hembra joven no tiene una buena posición jerárquica; se la ve inquieta e insegura. Deberá esperar a que el macho y las hembras dominantes coman antes de poder alimentarse ella. Beky ha tenido su primera cría a los catorce años. La pequeña tiene un año y cuatro meses y permanecerá junto a su madre hasta los siete u ocho. La tasa de mortalidad infantil es elevada, por lo que esperarán a que sea algo mayor para darle un nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s