Día 108: Hoi An, Vietnam

 © 2014 Miss Fogg

La guerra se cebó con la ciudad vecina Hue y perdonó a Hoi An. Su precioso casco antiguo quedó intacto y hoy la zona es peatonal, lo cual le da más encanto.

Lo mejor: el Café des Amis. Si de pronto oyes una canción de Georges Moustaki, Jacques Brel o Georges Brassens es que has llegado al restaurante del carismático chef Kim. Te recomendará sus deliciosos cau laowhite roses. Te contará sus batallitas en Italia y te enseñará, orgulloso, su colección de álbumes escritos por clientes satisfechos de todos los rincones del mundo.

Lo peor: algún que otro vietnamita que vive del turismo pero odia al turista. Ve al extranjero como un dólar con piernas. Si se deja intentará engañarlo y, si no, se enfadará y lo tratará de malas maneras.

La foto: pescadores a bordo de thung chai. Nuestro paseo por la playa ha coincidido con el regreso de cuatro pescadores tras una jornada de trabajo. Parece mentira que estas pequeñas y curiosísimas embarcaciones redondas, típicas de la zona, resistan al fuerte oleaje del mar de la China Meridional.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s