Día 68: Ratchaburi, Tailandia

© 2014 Miss Fogg

Hoy hemos visitado otro mercado flotante: esta vez, el más grande y turístico, mucho más que el de Amphawa.

Lo mejor: ver a los monjes budistas a primera hora de la mañana. Cada día, entre las 5h y las 7h, salen a la calle a aceptar donaciones de la gente. Generalmente se trata de comida, pero también reciben jabón, velas u otros objetos de primera necesidad. Viven de ello. Los budistas creen que estas buenas acciones les traerán suerte en esta vida o en la próxima.

Lo peor: el extenso y normalizado uso de animales para fines turísticos. El mercado estaba lleno de boas y pitones con las que hacerse fotos y, muy cerca de aquí, se encuentran los populares espectáculos con tigres, elefantes, cobras o cocodrilos.

La foto: el gran mercado flotante de Damnoen Saduak. Al llegar al canal principal nos hemos encontrado con decenas de turistas, barcas con turistas y souvenirs para turistas. Intentando huir de ello, hemos entrado en un canal secundario y hemos topado con un auténtico mercado. Ancianas adorables con grandes sombreros de mimbre, cada una en su canoa de madera, remaban de un lado a otro para comprar, vender e intercambiar mercancía entre ellas: fruta, verdura, pescado, fideos de arroz, flores, bebidas… Aunque nos sonreían tímidamente, ellas iban a lo suyo. Y aquí, en este pequeño canal, hemos pasado la mañana viendo la tranquila danza de las canoas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s